sábado, noviembre 30, 2013

¿Dios es laico o sacerdote? II


Por supuesto que, en sentido estricto, en el sentido de la Carta a los Hebreos, no es sacerdote. Porque sacerdote es el que ofrece sacrificios. Pero el sacrificio es sólo un medio de adoración. Por eso, yendo a la esencia del asunto, Dios es el Adorador Supremo en el sentido de que todo lo hace para su propia gloria. De ahí que en mi opinión, Dios (y no sólo el Hijo Encarnado) es sacerdote. Dios se da gloria a sí mismo. La glorificación de Dios consiste en su SER. El ser de Dios es el acto de alabanza más grande hacia sí mismo.
Dios no es soberbio, porque no pretende glorificarse a sí mismo como lo haría un ególatra. Dios no hace cosas para decirse a sí mismo presuntuosamente: qué grande soy. No. Su gloria consiste en la conjugación en un eterno presente de indicativo del verbo SER.

Dios se glorifica a sí mismo, sin pretenderlo, simplemente siendo. Y no lo pretende desviadamente, porque Él es la Humildad Infinita. Pero por muy humilde que sea, no puede evitar el ser.  Y su mismo ser es su misma gloria. De hecho, sería más adecuado escribir ser con mayúscula SER en todas sus letras. Porque su SER es distinto al ser de cualquier otro existente.


Comprendiendo esto, entendemos que su espíritu es profundamente sacerdotal. Casi diríamos, si hablamos en términos humanos, que Dios tiene hacia sí mismo tiene un respeto sacerdotal. Nadie es tan consciente como Él mismo de su propia santidad. En este sentido, podríamos decir que Dios es el espíritu sacerdotal por antonomasia.

viernes, noviembre 29, 2013

¿Dios es sacerdote o es laico?


En agosto de 2009, escribí dos posts acerca de esta cuestión. Y me gustaría en el post de hoy, añadir algunas consideraciones, porque la contestación que di en su momento, aunque correcta, me parece mejorable. Antes de nada y por si a alguien le interesa, aquí están los links a esos posts:



Hoy sólo os dejo la cuestión planteada. Pensadla. Mañana os doy mi opinión.

jueves, noviembre 28, 2013

Nogueras, el poeta de ayer


Lo que me sorprende del cubano Luís Rogelio Nogueras es que fuera comunista. ¿Cómo una persona que viajó, que vio lugares como Nueva York, que recorrió el infierno comunista por varios países, pudo seguir manteniendo su colaboración con el aparato político? ¿Cómo una persona de finura literaria, inteligente, pudo colaborar con la maquinaria de opresión?

Todos entendemos el estigma que fue para alguien colaborar con las SS o el Partido Nazi en los Años de Hierro y Oscuridad. Pero no comprendo como esa misma gente es tan comprensiva con los colaboracionistas, con todos las decenas de millares de esbirros al servicio de Mordor.

Puedo ser comprensivo con un comunista de pueblo que nunca ha salido de Cogolludo de Abajo, y que cree que eso del comunismo es pedir más igualdad. Pero me resulta difícil comprender cómo Nogueras, viajando a tantos países, estuviera en el aparato político por convicción.


Son personas como ese poeta los que hicieron posible ese yugo de acero. No puedo leer sus poemas sin recordar las manchas humanas que hay sobre esas líneas.

miércoles, noviembre 27, 2013

El último caso del inspector

Hace unos días os puse un poema del escritor cubano Luís Rogelio Nogueras, fallecido en 1984. Hoy podreís leer el poema El último caso del inspector. Decir que es genial, es poco. Soy consciente de que este poema ya apareció en el blog hace años. Pero me causó tanto placer volverlo a leer hace poco, que no he querido privaros del mismo placer.

El último caso del inspector.
El lugar del crimen
no es aún el lugar del crimen:
es sólo un cuarto en penumbras
donde dos sombras desnudas se besan.

El asesino
no es aún el asesino:
es sólo un hombre cansado
que va llegando a su casa un día antes de lo previsto,
después de un largo viaje.

La víctima
no es aún la víctima:
es sólo una mujer ardiendo
en otros brazos.

El testigo de excepción
no es aún el testigo de excepción:
es sólo un inspector osado
que goza de la mujer del prójimo
sobre el lecho del prójimo.

El arma del crimen
no es aún el arma del crimen:
es sólo una lámpara de bronce apagada,
tranquila, inocente
sobre una mesa de caoba.

martes, noviembre 26, 2013

Payasos amenazadores


Sigo haciendo arqueología de este blog. Y he encontrado este post del que ya no me acordaba para nada y que me ha hecho reir de verdad. Es una antología de comentaristas del blog acerca de mí. Será difícil que no os haga gracia, porque se trata de una antología. Aquí está el link:


lunes, noviembre 25, 2013

Esta pintura, todo un canto al amor puro

No os acordaréis, de hecho yo ya no me acordaba, pero hace tres años (concretamente en marzo de 2011) hice un concurso para que los lectores enviaran las mejores frases de este blog desde el año 2006. El resultado me hizo reir mucho. Aquí os pongo el link:


domingo, noviembre 24, 2013

Correspondencia con los lectores

Hoy he recibido esta pregunta desde Asia. He ocultado el nombre de la persona.
Estimado y querido Padre Fortea:

Sigo su blog con muchísimo interés a diario y le doy las gracias por todas sus aportaciones y en especial por su generosidad al darnos la oportunidad de poder descargar sus libros y leerlos sin aportación de ninguna clase.

Tengo una duda y después de leer (por ahora, pues me he descargado todos sus libros) : Historia del Mundo Angélico y Summa Daemoniaca, todavía no he conseguido resolverla y si usted dispusiese de un segundo se lo agradecería.

Es sobre la llegada de Jesús al mundo y en que momento se "pensó". Se supone que el Hijo existe desde antes de que el Mundo Angélico y el Mundo Material existiese. Según los 2 libros que he leído, la batalla entre los ángeles y los ángeles caidos se produce a raíz de la decisión de Dios de crear un Mundo Material en el que El mismo se iba a encarnar en un hombre y para ello nacería de una mujer...pero en calidad de qué????? Cuando Dios creó al mundo, lo hizo perfecto y nuestros primeros padres se supone eran humanos "perfectos". Dios "pensó" en la Virgen y Jesús...viviendo en el Edén, para qué??? O desde el principio y antes de crear al hombre Dios "sabía" que iba a haber pecado y entonces era necesario su hijo Jesús para salvarnos??? Entonces Dios nos creó sabiendo que le ibamos a fallar desde el primer momento a pesar de habernos hecho casi perfectos como eramos al principio?? Es decír desde el principio creo el problema y la solución? Bueno, espero que me haya entendido porque no es fácil explicarlo.
Un saludo desde (nombre de la ciudad) y muchas gracias.

Estimada N.:

Un Ser Infinito sabía perfectamente todos los pecados que se iban a cometer cuando se crease el mundo. Pero, aun así, lo creó porque sabía que el bien compensaría el mal.

Sí, cuando sólo existía Dios y ningún ángel todavía, cuando Él estaba solo, completamente solo todavía, sabía que iba a existir el cristianismo, Lutero, el Imperio Británico, el comunismo, las setas que han crecido hoy en el bosque, e incluso sabía que me ibas a hacer esta pregunta.


Un saludo

sábado, noviembre 23, 2013

Democracia, obispos, libertad y un partido


El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha replicado hoy al secretario general de la Conferencia Episcopal Española, diciéndole que la Iglesia tiene que asumir su papel y saber que en una democracia quien legisla es el Parlamento.

Querido Óscar, perdonanos. Es que yo te aseguro que creía que todavía estábamos en el siglo XII. Y, a lo tonto a lo tonto, pues que ya estamos en el siglo XXI. Menos mal que estás tu allí, para recordarles cuál es su papel. 

Aunque los prelados no lo digan abiertamente, seguro que desde lo más profundo de sus corazones, te han agradecido mucho tus consejos espirituales y democráticos. Mucho me temo que sin el socialismo, los obispos españoles perderían completamente el norte.


Lo que me extraña es que no hayas sacado a colación el tema del palio y el dictador. Hace tan bonito ese palio.

Consejos a un seminarista acerca de cómo estudiar


Me pregunta un seminarista qué consejos le podría dar para estudiar. Mis consejos son los siguientes:

Rezar al comenzar el estudio, esforzándote en hacer del estudio una forma de adoración.

No tener nada sobre la mesa más que el libro que lees y la hoja de papel en la que escribes. Fuera de eso, la mesa debe estar completamente vacía. Para un seminarista, una habitación en orden es signo de un alma en orden.

No se debe escuchar ninguna música mientras se estudia. La música desconcentra. Aunque hay excepciones a esta norma. Hay personas a las que no les desconcentra para nada. Y, por el contrario, les relaja mucho.

Descansar la vista cada cierto tiempo. Cerrando los ojos o mirando por la ventana a lo lejos. Se puede aprovechar para orar en esos momentos. Como mínimo hay que hacer un descanso cada hora de la vista. En ese descanso hay que andar un poco por la habitación.

Por supuesto, el teléfono debe estar apagado mientras se estudia. Una sola llamada no sólo nos hace perder tiempo mientras se habla. Sino que la mente no se centra durante varios minutos.

El tiempo de estudio debe estar fijado. Hora de comienzo, hora de término. A la hora de comienzo, hay que dejar todo por importante que sea, y sentarse a estudiar. La hora de comienzo hay que respetarla aunque se hunda el mundo. 
Insisto, se deja todo lo que se tenga entre manos, para sentarse y sumergirse en el estudio de la Ciencia de Dios.

Subraya muy poco. Cuanto menos se subraya, más se resalta lo que subrayas.

Hay que disfrutar con el estudio. El estudio debe realizarse con la alegría del monje que cava en un huerto, o el fraile que escoba el claustro. Hay que pedirle a Dios que nos enseñe cómo disfrutar con el estudio.

Espero que estos humildes consejos te puedan servir.

Un saludo

viernes, noviembre 22, 2013

Los escritores supremos que llegan a la perfección, esos que nunca reciben los premios


El ya fallecido escritor cubano Luís Rogelio Nogueras tiene poemas que me parecen de los mejores del siglo XX. Aquí os pongo el titulado Defensa de la metáfora, un deleite para los ojos:


El revés de la muerte (no la vida)
el que clama por agua (no el sediento)
el sustento vital (no el alimento)

la huella del puñal (nunca la herida)
Muchacha antidesnuda (no vestida)
el pórtico del beso (no el aliento)

el que llega después (jamás el lento)
la vuelta del adiós (no la partida)
La ausencia del recuerdo (no el olvido)

lo que puede ocurrir (jamás la suerte)
la sombra del silencio (nunca el ruido)
Donde acaba el más débil (no el más fuerte)

el que sueña que sueña (no el dormido)
el revés de la vida (no la muerte)

jueves, noviembre 21, 2013

La verdad sobre Sancho Panza


El día que nuestra monarquía hispánica presente una imagen parecida a la de la Pérfida Albión en esta foto, quizá yo también me haga monárquico, aunque sólo sea por razones estéticas. 

En fin, hoy os quiero deleitar con un microrrelato de Kafka. Se titula La verdad sobre Sancho Panza. Realmente no hay ningún comentario que añadir a unas líneas geniales a pesar de su aparente simplicidad. Aparente simplicidad que, para escribirlas, requieren de toda una carrera de escritor. Aquí está el microrrelato:


Sancho Panza, que por lo demás nunca se jactó de ello, logró, con el correr de los años, mediante la composición de una cantidad de novelas de caballería y de bandoleros, en horas del atardecer y de la noche, apartar a tal punto de sí a su demonio, al que luego dio el nombre de Don Quijote, que éste se lanzó irrefrenablemente a las más locas aventuras, las cuales empero, por falta de un objeto predeterminado, y que precisamente hubiese debido ser Sancho Panza, no hicieron daño a nadie. Sancho Panza, hombre libre, siguió impasible, quizás en razón de un cierto sentido de la responsabilidad, a Don Quijote en sus andanzas, alcanzando con ello un grande y útil esparcimiento hasta su fin.

martes, noviembre 19, 2013

Obispos, santos, torres, cruzadas, mediocridad, diezmos, ayunos y canónigos


Lo del post de ayer fue un desahogo salido directamente del alma. La Iglesia que existe es maravillosa. Verdaderamente es la obra de Dios. Ahora bien, una cosa es la Iglesia que existe, y otra la que hubiera existido si todos se hubieran dejado regenerar por el Evangelio al 100%. Lo que vemos, aun siendo tan grandioso, no es más que la realización de una fracción del plan divino ideal.

En realidad, ni siquiera podemos afirmar que la diferencia que existe entre una pequeña ermita decimonónica y una gran catedral gótica, es la diferencia que existiría entre las dos realidades, la real y la ideal. Y no podemos decir eso, porque en realidad siempre podríamos imaginar una Iglesia universal mejor. Una Iglesia en la que los hombres fueran todavía mejores.


Entendiendo esto, vemos que la Iglesia real es la concreción en algún grado de ese ideal. Una concreción a medio camino entre un número infinito de grados superiores, y un número infinito de grados inferiores. Amo a la Iglesia como es. 

Pero qué distinta hubiera sido una Iglesia en la que todos sus sumos pontífices hubieran sido santos ascetas místicos. Al final, la Humanidad ha conocido el cristianismo en su versión de luz mezclada con sombras.

lunes, noviembre 18, 2013

Una petición a la Congregación de Obispos


En este blog en vano buscaréis críticas a los sacerdotes. Para que un sacerdote o una monja reciba una censura en mis líneas, realmente habrá tenido que atacar a la jerarquía de forma abierta y continuada durante años.
Pues si no les critico a ellos, mucho menos a los obispos, que para mí son personas sagradas. Ahora bien, eso no me impide ver las carencias objetivas de algunos de ellos. Las veo, pero me callo.

Pero cuando hoy he visto en las noticias a todos los obispos españoles reunidos en la Conferencia Episcopal, me han entrado ganas de llorar. Os lo aseguro. No estoy exagerando.

Les veo y no veo en ellos graves pecados, no veo en sus almas lacras morales. Veo hombres honestos, entregados al servicio de la Iglesia, con muchos años de estudios teológicos, trabajadores hasta la extenuación, clérigos prudentes con experiencia de gobierno.

Pero me ha entrado una tristeza tan grande al pensar en Roma. Esa Roma a la que amo. ¡Qué gran responsabilidad en las personas de la Congregación de Obispos, para tener que escoger a los candidatos de entre los cuales saldrán los futuros obispos!

¡Qué diferencia entre lo que querría Dios y la realidad! Un obispo debería ser un santo vivo, una imagen perfecta del pastor de almas, un pozo de sabiduría, un consagrado de altísima vida espiritual.

Por favor, si alguien en Roma está leyendo este post, estas humildes líneas, que se tome muy en serio esto que digo y lo hable con alguien. No están escogiendo a malos obispos. Pero para esos cargos deberían buscar a las perlas más selectas, a las gemas más impresionantes de la nueva creación que es el cristianismo. Por favor, por favor, no se trata de mantener, de conservar. Se trata de incendiar el mundo entero con el fuego de las palabras del Evangelio.

Esos diamantes existen, pero hay que buscarlos. Porque, desgraciadamente, muchas veces están en las profundidades. ¿Por qué están en las profundidades de la pastoral? Porque los iguales escogen a sus iguales.


Orad, orad para que se produzca no una mejora en la Congregación de Obispos, sino una verdadera revolución. Y que cada obispo que se nombre sea un nuevo Atanasio, un nuevo Crisóstomo, un nuevo Agustín, un nuevo Ligorio.

Pensamientos diversos


De mis lecturas, os participo estos pensamientos:
Cuando en su Palabra Dios es meticuloso, es que quiere transmitirnos algo. La meticulosidad de Dios nunca debe ser pasada por alto.

La numerología bíblica se debe aprender leyendo la Biblia, no yendo a fuentes impuras como los gnósticos, la cábala u otras fuentes. Sobre los números, la Biblia nos enseña todo lo que debemos saber.

Las medidas exactas del Templo son una enseñanza de que en el culto a Dios (y en la religión en general) no hay que pasarse ni de largo, ni de ancho, ni por exceso, ni por defecto.

Este es un trailer sobre la nueva película sobre Noé:

Este es un lik sobre un rascacielos subterráneo para el arquitecto de mi diócesis:

sábado, noviembre 16, 2013

El soplo del Omnipotente me dio vida (Libro de Job)


Dos mujeres han venido hoy por la tarde a buscarme a la capilla del hospital. Me han pedido si podía darle la unción de los enfermos a su familiar que estaba en peligro de muerte en la unidad de cuidados intensivos.

Por supuesto, les he respondido. Me he puesto mi bata blanca sobre mi clergyman negro. He entrado con la tía del enfermo en la UCI con el código que tengo como capellán para franquear la puerta cerrada. Y he comenzado a los ritos.

A mitad de la ceremonia, he escuchado como un joven médico de treinta años le decía a una enfermera: Es una falta de respeto que entren aquí sin pedir permiso.

Lo ha dicho enfadado y en voz alta para que lo oyera yo. A mí no me ha dicho nada al salir, pero a la pobre familiar que estaba un momento contemplando a su sobrino en estado tan grave, le ha dicho con muy mal tono que saliera.

Así están las cosas ahora mismo en España. 

Seis leones custodian su descanso eterno y cardenalicio


Pongo debajo cinco links a cinco fotografías del espléndido sepulcro del Cardenal Juan de Cervantes. Fijaos en el trabajo que tienen solamente los tres cojines bajo la cabeza del prelado. El diseño de la mitra, la piel de su rostro, esos ojos casi cerrados, como su boca.

La vida de este cardenal debió ser digna de una novela, como la de todos los prelados del siglo XV en los que se concentraba un increíble poder. Arcediano, cardenal curial, arzobispo de sevilla, administrador, poseedor de una gran biblioteca, negociador al servicio papal. Hoy día sólo nos queda esta piedra que nos habla de su paso por este mundo.

Quizá tuvo sus ilusiones, su sentido del humor, sus amigos con los que pasaba charlando horas al lado del fuego de la chimenea. Hoy, sólo el silencio de su rostro en piedra. Qué formidables son los pliegues de la tela (de piedra) que cubren su losa. Impresionante la labor de la inscripción. Me siento reflejado en ese rostro. No en el rostro del cardenal, sino en el del ser humano.

Fotografía 1

Fotografía 2

Fotografía 3

Fotografía 4


Fotografía 5

viernes, noviembre 15, 2013

Cuando las cosas maduren



He leído el último artículo de Pío Moa. Y estoy de acuerdo con él. Con él estoy de acuerdo por sistema.

La gente se preocupa mucho de vivir en en una democracia. Pero no se preocupa casi nada de averiguar si es una democracia real. ¿Qué nivel de democracia hay en un país?

Por supuesto que España es una democracia. Pero los médicos independientes observan la evolución de su salud, que corre pareja a la de su salud moral.

De momento, la gente se preocupa de vivir en una democracia. Llegará el día en que esto ya no preocupe. Llegará el día en que los ritos democráticos, sustituyan enteramente a la verdad democrática. Las instituciones democráticas podrán mantener sus nombres vacías de contenido, y la gente optará por el pragmatismo o por la ideologización encauzada por el Poder.


Vamos hacia el Imperium. No en cuatro años, ni en ocho. Pero en mi vida lo veré con mis ojos.  Al final, la gente verá materializada en el Poder la podredumbre que ahora se oculta en los corazones.

jueves, noviembre 14, 2013

Máximas para la Historia

Estados Unidos y Europa tiene una base cultural común: Los Simpson.

Dejad de desacreditar a Maduro diciendo que se le ha aparecido un pájaro chavista!!

Me interesan las personas y los gatos. Sobre todo los gatos.

Después de leer miles de libros (cada vez más parcialmente), después de haber vivido la mitad de una vida, he llegado a la conclusión de que la cosmovisión de la Iglesia Católica es la única que da una explicación plausible y convicente de por qué hay tanto memo en el planeta Tierra.

miércoles, noviembre 13, 2013

Otra foto de un gato

Hoy he hecho compañía a un anciano y conocidísimo sacerdote de mi diócesis en el hospital del que soy capellán. Este sacerdote siempre fiel al confesionario, varias horas cada día desde hace más de treinta años, es uno de los más admirados de Alcalá de Henares, se llama don Manuel Palero. Como ya he dicho en el convento, su vida no corre peligro, ha sido una cuestión menor de salud lo que le ha llevado a ser ingresado.

Mi ciudad se ha conmocionado desde hace unos días al saber que su salud se había resentido y había tenido que suspender su misa. Sin duda es el sacerdote más querido de Alcalá. No sólo es el gran confesor de la ciudad, sino que es el sacerdote con el que se confiesan más sacerdotes.

Es una maravilla que la diócesis cuente con sacerdotes venerables, ancianos, fieles al confesonario, al que los presbíteros acuden de forma espontánea, como si un instinto les guiara. Éste es el más venerable entre los venerables.


Mi diócesis cuenta con magníficos sacerdotes. Pero el roble más alto y de ramas más impresionantes, es él. Ojalá que viva muchos años más, pero cuando algún día nos deje (ya tiene casi noventa años) ninguno de los que le sigue tiene una fama ni siquiera similar. 

lunes, noviembre 11, 2013

¿Debe vivir la mujer sumisa a su marido?


Una cosa que se plantea a menudo es cómo interpretar la frase de San Pablo de que las mujeres vivan sometidas a sus maridos. O la otra frase también de San Pablo de que el marido es la cabeza de la mujer.

Mi humilde opinión es que la mujer tiene exactamente la misma dignidad que el varón. Ella es un alma en un cuerpo, y él es un alma en otro tipo de cuerpo. No tengo ninguna razón para pensar que un tipo de alma sea mejor que la otra. Tampoco el cuerpo de uno es claramente mejor que el de la otra. En unas cosas sí, en otras no.

Lo que sucede es que en tiempos de San Pablo en todas las culturas el hombre era cabeza de la mujer. En esa época eso era una realidad universal. Entonces, San Pablo dice que se sometan para no crear problemas. Del mismo modo que dice a los esclavos que vivan sometidos a sus amos.

San Pablo estaría en contra de la esclavitud, pero reconocía que una rebelión no hubiera servido para nada, más que para morir en el intento. De manera, que aconseja obedecer y vivir en paz. También los obispos rusos católicos podrían haber dicho a sus fieles que obedecieran a los jerarcas soviéticos en 1960. Rebelarse no hubiera servido de nada. Era mejor someterse a las estructuras y vivir en paz.

La rebelión debe realizarse cuando hay opciones de éxito. Si no, no sirve para nada. Por ejemplo, ahora en España no tiene ningún sentido hacer una campaña para abolir la ley del divorcio. Antes que eso habría que abolir docenas de leyes. Una campaña contra la ley del divorcio sería no sólo perder el tiempo, sino que provocaría una reacción contraria.

Creo que así hay que interpretar las palabras de San Pablo. En ese momento, en esa situación, era mejor dejar esa batalla y vivir en paz. La situación de la mujer era de discriminación entonces, pero había que cambiar muchas cosas antes de plantear la batalla por la igualdad de la mujer o la abolición de la esclavitud.

¿Hoy día el hombre es cabeza de la mujer? En mi opinión, no. El hombre y la mujer tienen igual dignidad y todo en el matrimonio debe hacerse de común acuerdo. Nadie tiene obligación de obedecer al otro.


El versículo se entiende mejor con este ejemplo. Si viene a mi un esposo al que su terca mujer le lleva por el camino de la amargura, al final le puedo aconsejar: Mira, si no quieres vivir en continuo estado de guerra, haz caso a tu esposa en todo lo que no sea inaceptable, y vivid en paz y amor

Post Data: En mis viajes por Latinoamérica, he comprobado que las mujeres menos sumisas de todo el continente, son las colombianas. Yo que soy un hombre amante de la paz y la tranquilidad, jamás me hubiera casado con una colombiana.

Dado el peinado, no soy yo el que duerme



















Hoy en el convento he predicado sobre las piedras en la Biblia. Ha sido un sermón muy bíblico y creo que original. Durante la comida y la cena he visto lo que me quedaba de la película Il Divo

Una película bastante artística sobre Giulio Andreotti. En mi opinión, no refleja para nada a la persona humana que se quería retratar. Pero ciertamente era cine de autor, cine no comercial, con pretensiones, y de eso no hay mucho. Aunque el resultado final no sea para echar cohetes.

Por la noche he charlado con un sacerdote al que le han operado del pie. Él es algo mayor que yo, así que me precede en el camino de la decadencia física. Veo mi futuro reflejado en sus presentes achaques. Eso sí, esta él pletórico de energía y buen humor. Yo envejeceré más como viejecito estilo cascarrabias.

Me he comido otra media pizza de las res de la promoción. Creo que será la última vez que cogeré esta promoción. Comerse tres pizzas medianas se hace muy cuesta arriba. Eso sí, valían sólo 7 euros cada una. Con ese precio creo que volveré a caer.

Hoy he soñado que iba yo volando y que había un ave grande cerca de mí. Y cuando la veo de cerca, observo que tiene cabeza y cuello de serpiente. No me ha echo nada, ella ha seguido su vuelo y yo el mío.


Quizá ese sueño no sea fruto de un terrible sótano psicoanalítico, sino que más bien fuera la bola dentro de mi estómago que provoca el queso de la pizza.

sábado, noviembre 09, 2013

Los gobiernos del mundo



















La foto es de la misa que celebré ayer en el convento. A continuación, os pongo este relato que tanta gracia me ha hecho, así que os lo transcribo

Había una vez un rey que quería ir de pesca. Llamó a su pronosticador del tiempo y le preguntó el estado del mismo para las próximas horas. Éste lo tranquilizó diciéndole que podía ir tranquilo pues no llovería.

Ya en camino se encontró con un campesino montado en su burro quien al ver al rey le dijo:
Señor, es mejor que vuelva pues va a llover muchísimo.

Por supuesto el rey siguió su camino pensando: 
Que sabrá este tipo, si tengo un sabio que me dijo lo contrario. Voy a continuar.

Y así lo hizo. Esa mañana llovió torrencialmente. El rey se empapó y la reina se rió de él al verlo en ese estado. El rey mandó llamar al campesino y le ofreció el puesto pero éste le dijo:
Señor, yo no entiendo nada de eso, pero sé que si las orejas de mi borrico están caídas, quiere decir que lloverá.

Entonces el rey puso a su servicio al burro. 

Así comenzó la costumbre de contratar burros como asesores.


viernes, noviembre 08, 2013

En la foto salgo bendiciendo agua tras la misa.

Viernes. La tesis avanza otras quince páginas. Firmo un contrato para la publicación de un libro en el extranjero. Acepto la oferta de Telepizza de tres pizzas medianas por 7 euros cada una. Hago mi oración de la mañana en la catedral. Me llevo prestado el bendicional. Paseo un rato con el obispo delante del obispado, charlando de esto y de lo otro. Larga llamada de mi primo. Me encuentro con una invidente y su marido, ella ha leído diez de mis libros: es una forteóloga. Me como (casi) una de las tres pizzas medianas. Por la tarde hago la bendición del agua en el convento. Celebro misa en latín. Medito la Carta a los Hebreos. Leo algunos artículos sobre el propiciatorio del Arca de la Alianza. No me saco una tremenda bola de queso del estómago. Propósito: nunca más de media pizza. Llega la noche, escribo un post. Son las 23:34, me queda hora y media en el mundo de los despiertos. 

jueves, noviembre 07, 2013

Hoy cosas varias

Esta foto la he puesto para que os hagáis una idea de cómo era Santa Sofía por dentro durante las ceremonias religiosas, cuando todavía era una catedral.

Este link es para mi amigo el arquitecto de mi diócesis. Sé que le gustan este tipo de cosas:


Aquí os dejo una bonita ceremonia ortodoxa:



La Dignidad III


Después de los dos posts anteriores, llegamos a algunas conclusiones. La primera conclusión, el citado papeleo lo que indica bien a las claras es que hay diócesis norteamericanas que no se fian de los obispos latinoamericanos. Razón por la cual, lo que están diciendo, en el fondo, es que les pasen toda la información y que ellos juzgarán de nuevo todo.

Ya no es el obispo cercano, el obispo propio, el que conoce todos los detalles, el que juzga acerca de la idoneidad o no de un ministro para el servicio pastoral. Sino que la diócesis que lo contrata (digamos ese verbo con toda su crudeza) quiere juzgar todo de nuevo. El papeleo dice bien claro, con otras palabras más amables, lo siguiente: Señor obispo, no nos fiamos de su juicio, pásenos toda la información y nosotros decidiremos si es idóneo.

Segunda conclusión. No pocas diócesis de Estados Unidos han tomado la decisión de que el modo de custodiar la integridad de los clérigos, es someterlos a interrogatorios exhaustivos. 

Evidentemente, para atrapar a una manzana podrida entre cien, tendrán que tener archivos con todos esos interrogatorios del resto de las manzanas sanas. Los sacerdotes buenos con pequeñas lacras personales, tendrán que decir la verdad y confesar todo a los archivos: algún periodo de depresión, algún problema con la bebida hace años, un problema con la Justicia antes de entrar en el seminario, todo.

Tercera conclusión. ¿Se protege con esto a los menores? No. Evidentemente, no. Un pedófilo abandonado a su vicio, un pedófilo envejecido en su mal, mentirá todo lo que haga falta. Justamente él saldrá impoluto de todo el papeleo.
Cuarta conclusión. ¿Por qué se ha iniciado este proceso de hacer firmar cada vez más papeles para todas las cuestiones eclesiales en Estados Unidos? Proceso que no tiene fin. La razón está en los abogados. Los abogados tienen la tendencia a pensar que las cosas se arreglan firmando papeles.

Esta tendencia cada vez más legalista de las cancillerías de ese país, está resultando asfixiante para muchas actividades religiosas. Y ya no me estoy refiriendo sólo al tema de la moralidad de los clérigos. Cualquier actividad cada vez más se valora en términos de seguridad legal. Las iniciativas se juzgan de acuerdo a los problemas legales civiles que pueden suscitar. El resultado es que las parroquias se han convertido en bunkers legales. El peligro de las querellas ante los tribunales se ha convertido en una obsesión.

Aquí podría dar tantos ejemplos concretos en tantos campos. Pero esto es un post, no un informe. Baste ofrecer las conclusiones después de tantos viajes durante tantos años. Os acordaréis los que leéis este blog, como llevo años diciendo que la Iglesia en Estados Unidos ha tomado un camino profundamente equivocado. El camino de la estructura y de la burocracia. La necesidad de dinero cada vez es más acuciante. Los párrocos cada vez se pueden dedicar menos a lo pastoral. El miedo a las querellas está provocando una reacción interna en la Iglesia de necesidad de protección, a través de preguntas y firma de papeles, que recuerda a lo que en biología sería una reacción alérgica aguda. Es cierto que hay querellas. Pero la solución no es blindarse contra todo y en todo momento.

La solución no es si firmamos este papel o no. La solución no es crear otro comité más. Ni prohibir actividades por el miedo legal. Tiene que producirse un cambio de mentalidad. Debemos simplificar. Debemos poner vida espiritual donde ahora hay una montaña de papeles, y pasillos y pasillos de despachos. En Estados Unidos se están cerrando cientos de parroquias cada año. Creo que el Papa Francisco supone todo un ejemplo de cuál debe ser el camino: la sencillez, lo humano. La estructura debe existir, nos viene a decir el Papa con otras palabras, pero la estructura no debe ser un obstáculo para el espíritu.

No hace falta repetir que tengo grandes esperanzas en el Papa Francisco. Porque también las estructuras eclesiales en Austria, Alemania y Suiza han tomado el camino de la estructura, de la letra, de la ley, de la sacra burocracia.


Quizá alguien piense que estoy exagerando. Pero el precio de la nueva residencia del obispo de Limburg es un ejemplo de que no exagero. Afortunadamente, el Papa ha enviado a ese obispo a un monasterio, a que encuentre de nuevo el camino. Pero esa residencia no es el mal, sino un síntoma. 

Post Data: Estos tres post que he escrito, no provienen de que yo haya tenido ninguna mala experiencia. Son posts sobre el legalismo. Yo no he tenido ni un solo problema con ninguna diócesis. Hasta el día de hoy he firmado todos los papeles y he entregado de mi obispado todos los informes que se me han pedido. Pero he decidido poner voz a tantas humillaciones de hermanos míos sacerdotes latinoamericanos, a los seminaristas sometidos a exámenes psicológicos, a los miembros de la Renovación Carismática tratados como locos,  y a los neocatecumenales expulsados de las parroquias. Alguien tenía que decir con toda claridad: estáis equivocando el camino. 

martes, noviembre 05, 2013

La dignidad II


Continuando el post anterior. Los documentos hacían preguntas sobre la salud mental. Por ejemplo, había que declarar si alguna vez, había estado bajo el cuidado de un psicólogo.
Yo nunca he estado bajo el cuidado de ningún psicólogo. Pero si hubiera ido a la consulta de uno, aunque hubiera sido por una semana, hubiera tenido que especificar todo. Si es así, por favor, dé detalles, ordenaba el papel.

¿Ha sido detenido provisionalemnte por la policía, arrestado o encarcelado por razón alguna? Si es así, por favor, dé detalles.
Por supuesto, el obispo que enviaba un sacerdote debía especificar si alguien había presentado cargos o acusaciones formales o informales en su contra. Es decir, incluso una acusación informal debía constar.

No hace falta decir que los documentos repasaban alcoholismo, relaciones heterosexuales, drogadicción, adicción al juego y todas las especificaciones del Levítico. Menos el incesto y alguna otra cosa con cabras.

Ah, y las declaraciones, eso sí eran declaraciones juradas so pena de perjurio. Y ya te advertían claramente que después quedabas sujeto a las leyes penales del Estado en cuestión respecto al perjurio. Y que te obligabas a confirmarlo todo si se te convocara a declarar de forma oficial.

Pero no sólo eso. El obispo que manda un sacerdote (incluso para predicar un solo día) juraba: Revisé el historial del padre y los archivos que mantenemos, y consulté con quienes ha servido en asignaciones anteriores. Luego si el obispo no consultaba con los párrocos o coadjutores de los lugares donde habías estado, todos los lugares, estabas mintiendo. 

Y además eso no podía firmarlo un Canciller o un Vicario Episcopal. El documento especificaba que fuera el obispo. Al firmar ese papel las docenas de obispos que han enviado sacerdotes a esa diócesis durante años, ¿han consultado en todas y cada una de las parroquias por las que ha pasado el sacerdote al que envían ahora a esa diócesis? Evidentemente no. Luego estaban mintiendo y firmando una mentira.


Las conclusiones de este modo aberrante de recibir a un sacerdote, las dejo para mañana. Pero ya adelanto una cosa: los clérigos culpables seguirán cometiendo delitos a pesar de todo el papeleo. El papeleo tampoco eximirá a la diócesis donde se cometa el delito de pagar indemnizaciones. La razón del papeleo es una y sólo una: dejar claro que el que manda era inocente. Después de toda esta ordalía, después de toda esta confesión pública, lo que realmente importaba, era eso.