jueves, marzo 09, 2017

A veces nos olvidamos de lo terribles que fueron los años 80 a nivel eclesiástico















Me pedía Alfonso unas palabras sobre cierto tema. Mejor le doy la palabra a él:

Padre Fortea, si lo ve conveniente y sin quererle robar tiempo, sino sólo si tiene un hueco, ¿nos puede explicar un poco por qué dice esto de “cuando escucho a un predicador anunciar que va a hablar sobre esto [las posesiones de los ricos], cierro los ojos y me temo lo peor”? A mí me sería de gran ayuda espiritual y práctica entenderlo un poco. No hace falta una disertación sino sólo un comentario de tres o cuatro frases para hacerse una idea.

La razón es la siguiente, en los años 80, en España, la mayoría de los curas jóvenes solían ver la riqueza del rico como una especie de pecado. Fueron multitud de sermones en los que se venía a decir: si eres rico, has hecho algo malo. El pobre era noble, bueno, cercano a Dios. El rico era malo, innoble, pérfido, egoísta y lejano a Dios.

A esto se unía un nulo conocimiento de cómo funcionaba la economía, de cómo se creaba la riqueza de un país. Se pensaba que sólo había que repartir los bienes y todos regresaríamos a una época pastoril en una Arcadia feliz.

El tornado, en España, fue especialmente intenso en los años 80. Pero después uno siempre se encuentra aquí y allí a algún superviviente con esta mentalidad pre-caída-del-muro-de-Berlín.


Yo hubiera preferido que el predicador me hubiera explicado la historia de Abdemelec, de Joar o de Abigail. Pero no que volviera a cargar contra los ricos y a hacer apología de la raza proletariamente sana de los pobres. 

61 comentarios:

  1. Veniamos de donde veniamos y aquello era simplemente una muestra de incultura. No creo que hoy haya muchos que no reconozcan las figuras de Bill Gates, Warren Buffet o Amancio Ortega, y cualquiera de ellos podria enterrar en oro a Mr. Trump, pero su inteligencia y un minimo de dignidad no se lo permitiria.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:36 a. m.

    sería pues, muy interesante conocer su versión de la generación de la riqueza (si es que existe)y por qué hay pobres.
    por qué existe un primer y tercer mundos. Los chicos de wall street, el club bilberg y demás denominaciones por eso son ricos, porque pactan con usted ya sabe quién. o qué se lo olvidó lo de Epulón y Lázaro. pregúntele al viejo, el sabe todo.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo leer las primeras páginas de Summa Daemoniaca . Ahí encuentras una respuesta (al menos parcial) a lo que indicas. Saludos .

      Eliminar
    2. Anónimo7:42 p. m.

      La respuesta es: pedagogía divina. Dios prueba a unos en la pobreza y a otros en la abundancia. Pero ambos están en la misma prueba. Pero, ay del rico que se ría del pobre, y ay del pobre que envidie y odie al rico. Nosotros, criaturas de Dios, no somos quienes para cuestionar la forma en la que Dios prueba a las almas. Sería como las vasijas de barro gritando al alfarero por qué nos has hecho así o asá. No somos quienes.

      Eliminar
    3. Pero no creo que se pueda generalizar que los ricos son asi por pacto con ya sabes quien como mencionó alguien hace poco.

      Eliminar
  3. Anónimo1:45 a. m.

    Que interesante, precisamente ahora, en países como el mío (Ecuador) este pensamiento está muy arraigado incluso en el clero. Aquí tiene raíces muy fuertes la teología de la liberación y alguna vez el gobierno actual iba en contra del Arzobispo de Guayaquil porque según el era la "voz de los ricos de la derecha de los pelucones" cuando claramente no era así. Sí es verdad no comulgo con mi gobierno e incluso se ha perseguido mucho a los que tienen dinero aquí (si no estás a favor del gobierno claro está) bueno igual muchos sacerdotes lastimosamente en sus sermones dan su punto de vista en este tema . Perdón si estoy mal
    Santiaguituss.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:18 a. m.

    Estimado caballero, desconozco la situación económico - político - social de Ecuador, sería importuno dar alguna doxa coherente.

    Por otro lado, en mi país, por desgracia, la teología de la liberación fue combatida ferozmente por una clerecía venable y abyecta.

    Yo le pregunto: ¿Un gobierno que condena a miles de millones de personas a la pobreza material, al hambre más ignominiosa y a la ignorancia más oprobiosa es digno de ser loado?

    ¿Porqué entonces se nos niega el derecho a existir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado. En absoluto ese gobierno al cual usted hace mención es digno de ser loado. Claramente lo digo : no comparto la ideología que trata de acomodarse a sus intereses mientras vaga extrafalariamente a las reales necesidades de la gente. Rico avaro y pobre soberbio dice san Agustín pecan de falta de humildad.

      Eliminar
  5. ... Dos fornicadores o adulteros que consumen su pecado deliberado sobre viejos cartones en el piso de una pobre morada, en nada se diferencian a dos adulteros o fornicadores que consienten en su pecado en una lujosa habitación de un hotel cinco estrellas sobre una cama con tendidos de ocho hilos cocidos a mano... Los cuatro son unos pobres pecadores.

    En nada importa que los dos primeros fueren proletarios, ni que los dos últimos fueren.los dueños del capital.

    Igual respeto merece la mujer del conserje que la esposa del.dueño del hotel ...


    ResponderEliminar
  6. Mi padre y mi madre eran cautivos de ese mundo, sabien-
    do que no vivían con él ni en él, y con todo incapaces de huir
    de él. Estaban en el mundo y no eran de él, no porque fueran
    Santos, sino de un modo distinto: porque eran artistas. La
    integridad de un artista eleva a un hombre por encima del
    nivel del mundo sin liberarlo de él.
    Mi padre pintaba como Cézanne y comprendía el paisaje
    meridional francés como Cézanne lo comprendió. Su visión
    del mundo era sana, llena de equilibrio, llena de veneración
    por la estructura, por las relaciones de las masas y por todas
    las circunstancias que imprimen una personalidad individual
    en cada cosa creada. Su visión era religiosa y pura y, por
    consiguiente, sus pinturas estaban sin decoración ni comen-
    tario superfluo, ya que un hombre religioso respeta el poder
    de la creación de Dios para dar testimonio de sí. Mi padre
    era un artista muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni mi padre ni mi madre sufrían de los mezquinos prejui-
      cios fantásticos que corroen a las gentes que no saben más
      que de automóviles y de cine y de lo que hay en la nevera y
      en los periódicos y de qué vecinos van a divorciarse.

      Eliminar
    2. Heredé de mi padre su manera de mirar las cosas y algo de su integridad; y de mi madre algo de su insatisfacción con la confusión en que el mundo vive y un poco de su varia capacidad. De ambos heredé facultades para el trabajo y visión
      y goce y expresión que debían haber hecho de mí una especie de rey, si los ideales por los que el mundo vive fueran los verdaderos. No es que nunca tuviéramos dinero; pero cualquier tonto sabe que no se necesita dinero para disfrutar de
      la vida.

      Si lo que la mayoría de la gente da por sentado fuera realmente verdadero ... , si todo lo que se necesitase para ser feliz fuese apoderarse de todo y verlo todo e investigar todas las experiencias y entonces hablar de ello, yo habría sido una persona muy feliz, un millonario espiritual, desde la cuna hasta ahora.
      Si la felicidad fuera simplemente cuestión de dones naturales, nunca habría ingresado en un monasterio trapense cuando llegué a la edad de hombre.

      Eliminar
  7. Ahora mi comentario al post del Padre lo hice con este pequeño extracto de Thomas Merton en la Montaña de los Siete Circulos. Saludines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo4:33 a. m.

      esto es para usted:

      "nada es tan desalentador como un esclavo satisfecho"

      Eliminar
    2. Me parece muy bello como escribe Thomas Merton.

      Eliminar
  8. Anónimo4:32 a. m.

    pequeño extracto sobre la teología de la liberación:

    Cuál es la novedad? ¿La Iglesia no estuvo siempre caritativamente atenta al sufrimiento de los pobres? La diferencia -capital- es que el cristianismo de la liberación ya no considera a los pobres como simples objetos de ayuda, compasión o caridad, sino como protagonistas de su propia historia, artífices de su propia liberación. El papel de los cristianos comprometidos socialmente es participar en la "larga marcha" de los pobres hacia la "tierra prometida" -la libertad- contribuyendo a su organización y emancipación sociales.
    El concepto de "pobre" tiene obviamente un profundo alcance religioso en el cristianismo, pero corresponde también a una realidad social esencial en Brasil y América Latina: la existencia de una inmensa masa de desposeídos, tanto en las ciudades como en el campo, que no son todos proletarios o trabajadores. Algunos sindicalistas cristianos latinoamericanos hablan de "pobretariado" para describir a esta clase de desheredados que no sólo son víctimas de la explotación sino, sobre todo, de la exclusión social pura y simple.
    El proceso de radicalización de las culturas católicas de Brasil y América Latina que desembocó en la creación de la Teología de la Liberación no va desde la cumbre de la Iglesia para irrigar su base ni de la base popular hacia la cumbre (dos versiones que se encuentran a menudo en los planteamientos de los sociólogos o historiadores del fenómeno), sino de la periferia hacia el centro. Las categorías o sectores sociales del ámbito religioso que serán el motor de la renovación son todos, de alguna forma, marginales o periféricos con relación a la institución: movimientos laicos de la Iglesia y sus capellanes, expertos laicos, sacerdotes extranjeros, órdenes religiosas. En algunos casos el movimiento alcanza el "centro" y consigue influir en las conferencias episcopales (particularmente en Brasil), en otros casos se queda bloqueado en los "márgenes" de la institución.

    que el sr. plébano Fortea no les mienta:

    No son los rebeldes quienes crean los problemas del mundo, son los problemas del mundo quienes crean a los rebeldes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6:24 a. m.

      Yo creo que la teología de la liberación es algo que todos respetan porque habla de las obvias consecuencias de la pobreza pero que todos saben de alguna manera que es falsa y que en algún lugar en sus premisas hay un fallo

      Eliminar
    2. Juan Carlos2:49 p. m.

      Con todo respeto, la "teologia de la liberacion" ni es teologia, ni es de liberacion.
      Cuando Dios salvo a Mateo, lo vio pobre o lo vio rico?
      De que nos salva el Senor en la cruz?
      A partir de que "monto" soy un pobre que entra en el lote los liberados o entre los ricos de los que hay que liberar a los pobres?
      El espanol que llego pobre a Venezuela y con muchisimo trabajo, rompiendose la espalda de sol a sol logro hacer un negocio productivo, generar empleo y alcanzar fortuna, paso de pobre en proceso de liberacion a enemigo de los pobres?
      Solo Dios conoce los corazones.
      Bendiciones.

      Eliminar
    3. Anónimo6:42 p. m.

      Coincido. Y creo que se le pueden hacer criticas desde varios aspectos. Principalmente desde que la promoción humana fue llevada a la práctica por muchos santos pero no bajo una sutil retórica que bien analizada no escapa a la idea de la 'lucha de clases'. Es lo que me parece

      Eliminar
    4. Anónimo8:25 p. m.

      La lucha de clases existe y es un hecho innegable. Jesus mismo reconoce la lucha de clases.

      Eliminar
    5. Juan Carlos11:19 p. m.

      Hermano, esa lucha tiene su germen en el pecado del que Cristo esta redimiendonos a cada instante. No nos vino a liberar de esa lucha, como tampoco vino a liberar a los hijos de Jacob de los romanos.
      Una confesion vale toda la sangre de Cristo...y la derramo por el rico y el pobre, el sabio y el humilde. Que hacemos con los dones? ahi esta el detalle.
      Quien es mas pobre, Santa Teresa de Calcuta o Trump?
      Bendiciones.

      Eliminar
    6. Anónimo1:37 a. m.

      Perdón pero creo que la lucha de clases no forma parte de la doctrina católica. Sino sería un reino de este mundo

      Eliminar
  9. Amantíssimo Padre, eu sou do Brasil, convertido há quatro anos, tenho dezesseis. Eu estou confuso quanto ás determinações do Vice-Cristo em Amoris Laetitia. A exortação apostólica não pode conter heresias, doutrinas que danifiquem a fé, porque foi escrita pelo Papa e pela comissão por ele nomeada. Então eu devo concordar com a comunhão e a penitência para os adúlteros incontinentes?

    Obrigado, Deus te guarde e Josemaria interceda pelo senhor.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Muito obrigado, Margarida. Eu non falo ben o portuges, mais me defendo ben con o galego, que es unha a lingua parecida.

      Moito obrigado, e cando poda, leeré o libro. Me has feito un bon regalo...

      Eliminar
    4. Anónimo6:56 p. m.

      Paco, con todo respeto considero que te falta formación cristiana. Los aspectos fisiológicos son la escala más baja (no por ello manos sublime) entre las riquezas de una relación hombre-mujer y es desconocer aspectos básicos esa de la maravilla. Creo que es hora de tomar lo mejor de los tesoros de la literatura católica para conocer más a el hombre a la mujer (y por ende a Dios su creador)

      Eliminar
  11. Es un tema complejo el de los ricos.
    No es tan simple como se planreana en los 80: rico malo, pobre bueno.

    Pero tampoco es: se puede ser muy rico y ser un santo.

    Es complicaito.

    ResponderEliminar
  12. Muchísimas gracias por su post, Padre Fortea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue exactamente así como lo cuenta. Yo puedo dar fe también de ello pues en esa década de los 198Os era yo adolescente, hijo de empresario y —peor “pecado social” aún— “terrateniente” en el sur de España. Recuerdo bien el ambiente social hostil que nos rodeaba. Y también la ignorancia económica imperante que no entendía el esfuerzo y dificultad que suponía dar esos puestos de trabajo. (Y más con los tipos de interés de los prétamos, que los recuerdo por encima del 18% — ¡dieciocho por ciento anual!)

      Y con ese cuento de hadas de la redistribución y ya todos seremos ricos (pregunten en Sudáfrica o peor aún en Zimbabwe), pues vino la f3iebre expropiadora. A unos primos míos en esos años 1980s les expropiaron “las tierras” y las repartieron a trocitos pequeños entre todos los ciudadanos del pueblo, y claro, sin formación ni organización ni disciplina ni ética de trabajo empresarial alguna pues no les podía ser viable (a pesar de lo mucho que se lo advirtieron mis primos), y ese pueblo se convirtió en uno de los más ponbres y desempleados del sur de España (es uno que salía en las fotos de los catalanes nacionalistas, de gran tradición comercial, cuando se quejaban de subvencionar ellos el desempleo del sur).

      Eliminar
    2. Así y todo, no puedo dejar de repetir que mi observación de la vida me ha llevado a la conclusión de que es practicamente imposible ser rico y virtuoso. Hay que elegir uno de los dos.

      Eliminar
    3. De todas formas en España, gracias (sí, gracias, seas del bando que seas, las cosas como son) a enfoques históricos como el que dio Franco al invitar a Ike Eisenhower en 1959 en vez de a Ники́та Хрущёв (Nikita Jruschov), luego en los años 1980s la vida social fue hostil en España con la dicotomía rico=malo y pobre=bueno, pero no llegó la sangre al río, ni hubo las denigrantes “denuncias públicas” organizadas por el estado que sí hubo en sitios como la China de Mao, donde por considerarte propietario (que a poco que labrases tus propias tierras o lo deseases, ya te clasificaban así) si no es que te encarcelaban o mataban, te sacaban a la plaza pública o por las calle una y otra vez y hacían procesión contigo y toda tu familia de rodillas vestido con orejas de burro o carteles con frases humillantes y peores escenas.

      En chino hay una expresión que es la que se usaba en esos años: 为世诟病 ‹wéishì gòubìng› ‘convertirse en objeto de denuncia pública’ (aunque la traducción literal es más ilustradora: ‘convertir - generaciones - humillación - aflicción’).

      Y así pasó toda la población china a la mayor hambruna y abyecta pobreza imaginable en aquellos años.

      Eliminar
    4. Diana Maria2:44 p. m.

      Esta dicotomia de la q hablas "pobre-rico" SI que ha sido aprovechada inadecuada/ por aquellos lideres de tendencia comunista..En donde, a traves de su discurso en relacion a "la distribucion equilibrada de los bienes" generan grandes divisiones e injusticias sociales, ante una sociedad tangencial/ formada en valores religiosos-eticos y con una formacion deficiente desde la academia... Una sociedad bajo estas caracteristicas, con un lider con tendencia comunista o q interpreta mal el verdadero siginificado de la "pobreza y de la riqueza" facilmente lleva a una nacion hacia situaciones de pobreza... Lo vemos en Venezuela.. lo hemos visto en Cuba.. y en otros tantos paises...

      Eliminar
    5. Diana Maria3:25 p. m.

      .."Una sociedad mal formada.. Una sociedad mal informada.. En lo etico.. en lo moral...en lo catolico.."
      ...Ahi esta el origen de todo mal proceder..

      Eliminar
    6. Diana María : También en Ecuador mira que se usaban tergiversadamente frases del Papa Francisco en carteles del gobierno queriendo hacer pensar al pueblo que el Papa tenía esa postura.

      Eliminar
  13. Felicitas12:12 p. m.

    Ha habido y seguro que hay personas adineradas que siendo cristianos de verdad hacen muchas obras de caridad sin que la mano derecha sepa lo que hace la izquierda, es decir discretamente.
    Incluso hay santos de la Iglesia que siendo personas de posicion social cumplieron su cometido vital de forma heroica.
    No es facil pero la gracia de Cristo lo posibilita.
    Lo importante no es ser pobre o rico sino vivir para que se cumpla en cada uno la Voluntad amorosa de Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicitas, me parece el suyo un comentario muy atinado

      Eliminar
    2. Alfonso1:10 p. m.

      En eso tenéis toda la razón: la Gracia de Cristo lo posibilita. Hasta algo prácticamente imposible, lo posibilita. (Hasta incluso posibilita que un camello pase por el ojo de una aguja).

      Pero a Dios rogando, y con el mazo dando. La Gracia Divina lo puede todo, y ni el sexo ni el dinero son intrínsecamente malos, pero para una vida de virtud y devoción, así como para un hombre no es prudente que frecuente fiestas con mujeres desnudas (tipo las del Playboy Mansion), tampoco es prudente que ande siendo muy rico. Y así y todo, los hay que han ganado indulgencias en una y otra situación, pues la Gracia de Dios todo lo puede, sí.

      Eliminar
    3. Sí, pero ya en "vivir para que se cumpla en cada uno la Voluntad amorosa de Dios" viene implícito "con el mazo dando". Y como dice Felicitas, "no es fácil", es fundamental la Gracia de Dios.

      Eliminar
    4. De acuerdo con Alfonso!!!

      Eliminar
  14. Diana Maria1:15 p. m.

    La cuestion, creo yo, q no es tomar literalmente... Tomar la riqueza como un pecado y la pobreza como una virtud" es y seguira siendo un error.. Y es un error porq la pobreza como virtud se podria referir a labpobreza de corazon, es decir, que aunq la persona sea poseedora de una inmensa fortuna tenga, pueda tener una mirada diferente hacia su propia riqueza material y economica, es decir, como aquello q Dios le proporciono no como una forma de seguir atesorando y acumularlo todo para si, sino como una forma en q, bajo la mirada de un Dios Providente, comprenda lo q es despojarse de todo aquello q le produce confort y bienestar y emprender un camino de ayuda hacia aquellosvq estan en situacion de pobreza extrema.. Creo q aqui es donde se da la verdadera pobreza como virtud..Cuantas personas poseedoras de grandes riquezas emprenden este camino sin buscar el aplauso del.mundo a traves de los diferentes de comunicacion? Se que las hay pero son personas muy tocadas por Dios sabiendo q eso q poseen deben redistribuirlos en justicia con los mas necesitados.. Hay muchas personas pobres material y economica/ y tambien lo son de corazon.. Estoy de acuerdo con Alfonso cuando dice: "Es practicamente imposible ser rico y virtuoso a la vez":Si, es casi imposible.. porq el bienestar q ofrece el mundo enceguece y envuelve de soberbia a la persona... sin embargo, tambien hay personas q (solo bajo la Gracia Divina) se despojan de parte de sus riquezas y, en silencio, ayudan a los mad necesitados... Estos casos poco se conocen porq precisa/ se hacen en silencio: Las cosas de Dios tienden a hacerse asi.. lo q proviene del demonio se hace "a grandes voces"..

    ResponderEliminar
  15. Juan Carlos2:35 p. m.

    La riqueza es buena siempre que recordemos que no es nuestra; somos administradores de lo que Dios nos ha dado, incluso la inteligencia con la que ha de crearse la riqueza. Todo es un don gratuito.
    Bendiciones.

    ResponderEliminar
  16. Alfonso5:24 p. m.

    Yo cada vez estoy más convencido de que el problema moral del mundo actual no es tanto el SEXO sino el DINERO.

    Sobre lo que es lícito e ilícito con el sexo ya hay una doctrina más que clara —o al menos más que discutida‒ y con todo tipo de casuística. Pero, ¿por qué no se crea una doctrina igual de clara y una casuística igual de abundante sobre qué es lícito o ilícito en relación al dinero? Se podría decir que el sexo esta “sobrelegislado”, con principios filosóficos, leyes generales, y hasta reglamentos detallados. Y que sin embargo el dinero está muy “sublegislado”, y sólo se habla siempre a nivel de principios filosóficos. En mi humilde opinión eso es una hipocresía.

    El sexo además afecta a muchísima menos gente y crea “estructuras de pecado” mucho más pequeñas que el dinero (ejemplo: divorciados vueltos a casar versus empresas y hasta sectores enteros con patrimonio y/o modelo de negocio inmoral o injusto socialmente, pero de la que dependen muchísimos stakeholders). La inclinación desordenada hacia el sexo solo es personal, mientras que la inclinación desordenada hacia el dinero la extendemos a los de nuestro alrededor. Me explico: practicamente ningún padre o madre está deseando que su hijo o hija tenga mucho sexo y enseñándoles cómo hacer para que así sea; pero practicamente todos desean (o desearían) que sus hijos ganen muchísimo dinero —cuanto más mejor— y se afanan en darles una educación para que así sea. [O si no, padres y madres: ¿cuantas de las horas semanales de formación de vuestros hijos e hijas es para “su futuro” terrenal de profesión, dinero, y estatus (id est, gloria mundi)… y cuantas para su formación en valores, doctrina, y santidad (id est, “tesoro en el cielo” para la eternidad)?]

    Va una viñeta tradicional — padre ‘católico’ con dos hijas: “hija UNO, deberías decirle al hijo del banquero que os tenéis que casar, que eso de acostaros juntos sin estar casados no está bien; hija DOS, no quiero que vuelvas a ver al hijo del porquero, ¡cómo os pille juntos le pego un tiro!” Y eso que el hijo del banquero se acuesta con todas (es extraño, pero le resulta más fácil, ¿por qué será? ¿atractivo sexual superior? ¿dinero superior?). Mientras que el hijo del porquero sólo con tu hija — o quizá incluso la respete. Pero no, el problema es la inmoralidad sexual, no la mala inclinación hacia el dinero. “¡A mi hija la quiero bien casada (con el banquero, claro)!”

    Va otra viñeta tradicional — dos padres hablando en el bar. Padre1: “¡qué maravilla! Compré un piso hace 5 años por 120.000€ y lo he vendido hace poco por 360.000€… y no veas qué buen ojo he tenido, porque veía yo esta crisis caer… ¡ahora me costaría venderlo por la mitad!”. Padre2: “oh, pues sí que has tenido buen ojo, te has asegurado de que MI hijo no pueda de ninguna forma pagar con su sueldo una hipoteca para el piso que necesita para casarse y formar familia con su novia”. Y sí, el Padre1 no peca. Es lícita la plusvalía. Lo sé. Pero el dinero no le dejó ser virtuoso (generoso, etc.). [Son 3 niveles de (im)perfección: pecador, no pecador, y virtuoso. Con dinero se puede ser no pecador, pero virtuoso sin apegos es practicamente imposible.]

    La pelea actual tanto en el mundo como dentro de la Iglesia Católica es en realidad sobre el dinero/poder. Lo que pasa es que no se quiere hablar de ello. Lo de las disputas doctrinales sobre sexo (dubia, etc.) es un frente —consciente o inconsciente— para no entrar en el meollo de la cuestión: privilegios / comodidad / poder / riqueza / estatus de los ya acomodados en las estructuras y convenciones políticas, sociales y eclesiales existentes (al modo de los sacerdotes, escribas y fariseos del primer siglo).

    Como dice el cura de mi pueblo: “Jesucristo lo denunció [a los del templo]; y por eso lo mataron. No fueron los de fuera; lo mataron los de dentro.”

    Es una impresión que tengo. Un GRAN impresión. ¿Cómo lo ven ustedes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buena reflexión Alfonso. Saludos. La voy a meditar y te puedo dar mis comentarios? Me parece interesantísimo tema. SAludos

      Eliminar
    2. Anónimo8:47 p. m.

      En efecto, Sr. Alfonso, ese es el busilis: el dinero da poder no sólo económico, sino ideológico usado para controlar a las masas. Saludos.

      Eliminar
    3. Anónimo8:53 p. m.

      Además, Jesús denunció esa doble moral que predicaban los fariseos.
      No se puede servir a dos amos: Dios o al dinero (Mamón).

      Eliminar
    4. Diana Maria9:00 p. m.

      Mi reflexion esta en Diana Maria 8:53

      Eliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo7:45 p. m.

    ¿Por qué hay ricos y por qué hay pobres? La respuesta se llama: pedagogía divina.
    Dios prueba a unos en la pobreza y a otros en la abundancia. Pero ambos están en la misma prueba.
    Y, ay del rico que se ría del pobre, y ay del pobre que envidie y odie al rico. Nosotros, criaturas de Dios, no somos quienes para cuestionar la forma en la que Dios prueba a las almas. Sería como las vasijas de barro gritando al alfarero por qué nos has hecho así o asá. No somos quienes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8:43 p. m.

      " Y al que diga que me aguante
      debajo de una sotana,
      le encajo una caravana
      de sentimientos gigantes. "

      Eliminar
  19. Diana Maria8:53 p. m.

    Alfonso: el tema q planteas realmente si es interesante.. Tratare de esbozarlo asi:

    1. El tema del dinero/poder si va relacionado con el inconciente: Cuantas veces escuchamos a nuestros padres y familia decir "Debo trabajar para dejar asegurado el futuro de mi familia"..
    O siempre hemos escuchado (incluso desde el vientre) "ahora me siento tranquilo porque tengo todo el dinero q necesito para..."
    O: "busque un buen partido para q no sufra de escases"..
    Sin duda estas afirmaciones estan arraigadas en la mente de las personas..
    En cambio muy pocas veces escuchamos: "No se preocupe tanto q Dios proveera" muy poco.. sumado a q tenemos tibieza en la fe en la confianza en Dios..

    Diferente al tema del sexo.. porq asi sepamos los desordenes sexuales q abundan en el mundo siempre seguiremos escuchando por parte de nuestros padres q la pornografia, el adulterio son conductas reprochables...

    La base de toda falsa creencia en relacion al dinero como medio de poder absoluto en el mundo esta en la tibieza de la fe, confianza hacia Dios y en no creer firmemente en su Divina Providencia..

    Y en esto cuenta mucho el ejemplo dado por nuestros padres y en.la manera como ellos se relacionaron con el dinero, el poder q le dieron y la manera (en la mayoria de veces) como se relacionaron o relacionan con Dios..




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diana Maria10:25 p. m.

      Todo sistema de creencia tiene su origen inicialmente a traves del ejemplo y la palabra dada por los padres al interior del sistema familiar y de las generaciones anteriores..Ya es cuestion de cada persona (en cualquier etapa de su vida) continuar con lo aprendido en casa o, romper con ello, si en algun momento de la vida cae en cuenta de q hay errores en lo aprendido.. Y este punto de reflexion puede darse por varias vias:
      1. La experiencia
      2. Por la Gracia Divina
      3. Conectada con el segundo item, emprender un camino de conversion en donde, a partir de La Santa Doctrina, vea, entienda y comprenda el error.
      4.Al hacer "un vuelco" en lo q creia antes en relacion a "lo nuevo" obviamente habra un cambio en las creencias y una ruptura con lo q habia "insertado" en el Inconciente de la persona..

      En cualquier caso, de algun modo tendremos q hacer alusionn a esas tres instancias psiquicas de la mente humana a partir de las cuales podremos "ver una luz" q nos lleve a la comprension del comportamiento humano....

      Eliminar
    2. Diana Maria12:51 a. m.

      En elobservadorenlinea.com del 5 nov/2016 El Papa hace alusion al tema del apego al dinero o cosas materiales.. Vale la pena revisarlo..

      Eliminar
  20. La riqueza per se no es pecaminoso si se ha conseguido con esfuerzo, inteligencia y honestidad. Si bien el pudiente nunca debe caer en la avaricia, la prepotencia y la indiferencia hacia los menos favorecidos. La riqueza con sencillez y solidaridad es un bien muy apreciado. La mala utilización de la riqueza es lo que le hace odiosa y detestable

    ResponderEliminar
  21. Anónimo11:47 p. m.

    Si tenemos como modelo a nuestro Señor Jesuscrito no debemos olvidar que El, pudiendo haber elegido ser rico, eligió la pobreza.

    ResponderEliminar
  22. Miki (de los Toni)1:14 a. m.

    Cierto. Y no solo eso. Pudiendo haber nacido donde EL hubiese querido, eligió Belen y no Bilbao.

    ResponderEliminar
  23. También pudo haber elegido ser mujer que era lo más inferior de su sociedad y eligió ser varón
    Dios ama los corazones no los bienes que se poseen

    ResponderEliminar
  24. Hasta ahora me entero de éste post! Yo lo resumiría en un versículo bíblico: Mt.15:11
    «No es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre; sino lo que sale de la boca, eso es lo que contamina al hombre.»
    Las.riquezas no son intrínsecamente malas, somos nosotros con.nuestros afectos y deseos desordenados los que pervertimos las cosas. Tal cual pasa con el dinero. Tener riqueza no malo siempre y cuando esté al.servicio del.prójimo del.bien.común que es tu bien mismo, no estar al.servicio del.dinero como dios. Bien lo.dice la Biblia no se puede servir a dos amos. El dinero no.puede ser un amo. El dinero es un.medio para servir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me llamó mucho la.atención la.lectura del.lunes del.Libro de Levítico me quedó sonando toda la.semana este versículo y creo que es atinado para éste post: «No.cometerás ninguna injusticia en.los juicios. NO FAVORECERÁS ARBITRARIAMENTE AL POBRE, ni te mostrarás complaciente con el rico: JUZGARAS A TU PRÓJIMO CON JUSTICIA. Creo que resume el.pensamiento del padre Fortea sobre éste asunto.

      Eliminar